7 Actividades para estimular la motricidad en los niños

7 Actividades para estimular la motricidad en los niños

Para estimular la motricidad en los niños se puede recurrir a todas aquellas actividades que implican alto nivel de coordinación óculo-manual, precisión, uso de la fuerza controlada, coordinación, equilibrio y, por sobre todo, buena concentración.

El desarrollo de la motricidad fina exige la participación de muchas áreas del cerebro que se relacionan con la coordinación de funciones neurológicas, esqueléticas y musculares. Mientras que en el caso de la motricidad gruesa, las actividades y juegos se orientan a ayudarles a desarrollar el movimiento armonioso de los músculos de su cuerpo, mantener equilibrio y adquirir agilidad, fuerza y velocidad en sus movimientos.

Es en el seno del hogar en donde ocurre el desarrollo de la motricidad tanto fina como gruesa. Con progresivas actividades, ellos podrán llegar a las etapas de escolaridad con estas destrezas bastante avanzadas.

Cuando los pequeños son escolarizados, y antes de poder escribir, deben fortalecer los músculos de sus pequeñas manos.  Y lograrlo no es cosa complicada: Hacer garabatos con lápices de colores, recortar, moldear, organizar según ciertas características, son algunas de las actividades para estimular la motricidad en los niños.

Fíjese en estas sencillas prácticas lúdicas que podrá hacer en su casa junto a sus pequeños para que sean capaces de estimular su motricidad tanto fina como gruesa. Recuerde supervisarlos y que no sea una imposición, sino algo que los niños vean como un momento de diversión y entretenimiento:

estimular la motricidad en los niños

1. Jugar a la pesca.

No necesitará implementos muy costosos. Bastará con colocar en un recipiente agua junto a algunas tapas de botella. En paralelo, use un par de palos y diviértase con el niño jugando a pescar las tapas. Es una forma divertida de estimular la motricidad y además, de bajo costo: con materiales 100 reciclados.

estimular la motricidad en los niños

2. Realizar trazos con los dedos sobre diversos materiales.

Es una de las técnicas más básicas para el desarrollo de la motricidad en los niños. Los materiales que puedes utilizar son muchos y la mayoría pueden estar en casa o en pintura de dedos, harina, tierra, arena. Puedes ir incluso a la playa, en donde será más divertido trabajar con la arena.

Con arena se pueden trabajar distintas habilidades al mismo tiempo: Los niños podrán tocarla, hacer montones y garabatos o usar moldes con distintas formas lúdicas para crear divertidos objetos.  Manipular la arena y jugar con ella es un ejercicio que les encantará. Pueden pasar largos períodos de tiempo concentrados en la actividad.

estimular la motricidad en los niños

3. Experimentar con materiales moldeables.

Plastilinas, arcillas, masas de sal…Manipular estos objetos y crear diferentes formas puede ser muy útil para estimular la motricidad en los niños. Ablandarlas, mezclar diferentes colores y hacer pequeñas piezas o “mundos” despertará su lado creativo, fomentará su concentración y también los ayuda a sacarlos del “estrés o aburrimiento”. 

Procure siempre utilizar productos libres de tóxicos. Para menores de tres años de edad, es más útil incluso trabajar con una plastilina casera de fácil realización: Utilice agua y harina y amase un poco hasta que tenga una buena consistencia para que no se les pegue en las manos. Luego, use un poquito de colorante comestible y unas gotas de aceite para que el niño la conozca, la manipule y se divierta.

 

4. Doblar, rasgar y arrugar papeles de diferentes texturas.

 Las opciones son muchas:  periódico, papel de seda, crespón, cartulina. Al niño le gustará experimentar y la actividad tiene un efecto que además ayuda a liberar la tensión. Al primer año será capaz de desarrugar, a los dos años ya podrá hasta elaborar pelotitas de papel y lanzarlas al aire, con lo que se animará más con esta actividad.

5. Imitar sonidos y acciones de animales.

Este juego de imitación permitirá al niño estimular su motricidad y consiste en tratar de copiar los movimientos típicos de algunos animales en combinación con los sonidos que éstos emiten.

Será divertido que papi y mami se involucren: Pueden probar imitando los golpes al pecho o sonidos de gorilas; los ladridos del perro y su graciosa caminar, los saltos de canguro o los pasos estilizados y estirones de los gatos.

6. Hacer torres con objetos.

Vasos de colores, cubos, pequeñas cajitas…Los niños son expertos en improvisar objetos para desarrollar esta habilidad. Los padres deben solo estar pendientes de que los objetos sean seguros y de aplaudir sus avances. Es un juego ideal para estimular la motricidad fina y desarrollar la coordinación y sentido de equilibrio.

estimular la motricidad en los niños

7. Uso educativo de la Tablet.

Este aparato inteligente cada vez está desde más tempranas edades presente en la cotidianidad de los niños. Por eso su uso hay que orientarlos a que lo empleen en actividades que le contribuyan a desarrollar su pensamiento cognitivo y a estimular su motricidad, antes de que pasen horas y horas reproduciendo videos de comiquitas.

Hay infinidad de apps o aplicaciones que les permite desde pequeños jugar al rompecabezas, reconocer animales y objetos, trabajar con colores, formas y tamaños, colorear, jugar a tocar objetos musicales y a seguir las melodías. La gama de posibilidades es infinita, para conocer que aplicaciones infantiles son las más adecuadas, puedes leer nuestro artículo: Aplicaciones infantiles que ayudan a desarrollar habilidades y destrezas en los niños.

childrens spaces
2018-03-25T20:09:42+00:00 Actividades|